Lanzarote             Láser

 Centro especialista en eliminación de tatuajes y manchas solares
 Centro especialista en depilación definitiva diodo

 Eliminación de manchas solares

       Las manchas faciales son un problema que cada vez preocupa a más mujeres. Antes de iniciar cualquier tratamiento debemos realizar una  exploración de la mancha para poder realizar un diagnóstico de la mancha y su grado. Ello nos permitirá proponer un tratamiento adecuado.
      Uno de los tipos de manchas más común es el melasma. Se trata de una coloración oscura que suele aparecer en mujeres jóvenes. Se localiza más frecuentemente en áreas de la cara expuestas al sol, especialmente en las mejillas, frente y labio superior. Son varios los factores implicados: solares, hormonales, genéticos, nutricionales… Existen distintos grados o tipos de melasma, dependiendo de la profundidad de la lesión. Cuanto más superficial esté, mejor responderá el tratamiento.

        El tipo más frecuente de mancha es la debida al exceso de exposición solar. Se trata de manchas que afectan la capa más superficial de la piel, y su aparición es una de las causas de envejecimiento facial.


        Antiguamente se utilizaba la crioterapia o láseres agresivos. Actualmente se utiliza un láser que emite pulsos cortos de energía que rompe el pigmento sin dañar la piel sana. Posteriormente el sistema inmunológico elimina ese pigmento, evitando así la aparición de cicatrices.


      Las manchas solares (léntigos) desaparecen fácilmente con 2-3  sesiones, tanto las de la cara como las del dorso de las manos. Sin embargo las manchas hormonales frecuentes en mujeres jóvenes no mejoran con láser sino con mascarillas despigmentantes.


Antes del tratamiento

       No necesita preparación previa, aquí en el centro te hacemos siempre una prueba para ver el resultado pasada una semana y después empezaríamos las sesiones con sus tiempo marcados.


Después del tratamiento

      El tratamiento dura menos de media hora y, aunque provoca enrojecimiento de la piel, lo habitual es regresar a la actividad normal en 6-9 días

El enrojecimiento de la piel es transitorio y tiene un aspecto similar al que queda después de exponernos en exceso al sol.

La piel va a exfoliarse como si perdiera posos de café recuperando por completo su aspecto normal en unas dos semanas. Durante este tiempo se puede disimular el enrojecimiento  empleando maquillaje, o mejor, una BB CREAM.

Durante estas dos semanas es muy importante extremar la hidratación de la piel.

Se debe usar protección solar total durante un mes y es importante evitar el bronceado durante los 3 meses siguientes al tratamiento porque podrían aparecer hiperpigmentaciones, sobre todo en fototipos elevados (piel muy morena o con tendencia al melasma)

       
       El tratamiento no resulta doloroso. Algunos pacientes experimentan ligeras molestias, pero no se necesita anestesia local. Es un procedimiento muy seguro, no existiendo riesgo de cicatriz


Lista de precios